Noticias
Apocalipsis 20 Versículos 9-13 PDF Imprimir E-mail
Domingo, 10 de Septiembre de 2017 09:57

Pastor: Nicanor Suarez Lozano

Apocalipsis 20

Versículos 9-13

Bienvenidos iglesia de Torrente a un nuevo "estudio  de Vida", en el que juntos, una vez más, seguiremos avanzando por los senderos del libro de Apocalipsis, adentrándonos cada vez más en el relato del apóstol Juan, su autor. Estamos a punto de llegar al clímax del libro: la Segunda Venida de Cristo a la Tierra. Un suceso proféticamente prometido, que desde la muerte y resurrección de Jesucristo, los cristianos de todos los tiempos hemos estado esperando.

Comencemos hoy abriendo nuestra Biblia para leer el versículo 9 del capítulo 20 de Apocalipsis:

9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió.

Al cumplirse el periodo de los mil años establecidos por Dios, Satanás, el Diablo, es soltado de su cautiverio pero, aparentemente, no ha aprendido la lección, y reanudará su actividad allí donde fue interrumpido, y encarcelado. Volverá a engañar al hombre y predisponer a las naciones contra Dios. De esta manera, Satanás reunirá a las naciones para intentar un último ataque contra Dios. Como acabamos de leer, los ejércitos hostiles, bajo la dirección de Satanás, el Diablo, se dirigirán contra el campamento del pueblo de Dios y contra la ciudad amada, es decir, contra Jerusalén. Pero estos ejércitos serán consumidos por fuego del cielo, Satanás será arrojado al Lago de fuego y azufre, al igual que en el pasado fueron echados allí Anticristo, o la Bestia, y el Falso Profeta. Ahora, la victoria de Cristo será al fin, completa y definitiva.

La rebelión de Satanás y del hombre, tras el milenio, revela la persistente dureza e impermeabilidad del corazón del ser humano. El profeta Jeremías dijo en el capítulo 17 de su libro, versículo 9: "Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?"

Sólo el ser humano es capaz de alcanzar las más altas y las más bajas cotas éticas y morales de conducta, tanto en positivo, como en negativo; construimos maravillosas catedrales, pero también la bomba atómica; componemos hermosos poemas y deliciosas sinfonías, pero también diseñamos campos de concentración y cámaras de gas; ¡Cuán separados podemos, los seres humanos, llegar a estar de Dios! Lo que la Biblia denomina "vieja naturaleza" no es sino nuestra natural tendencia a hacer lo malo, por puro egoísmo, así como hacer el mal, por puro placer. Tal y como escribió el apóstol Pablo, en su Carta a los Romanos, capítulo 8, versículo 7: "Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden."

Resulta muy llamativa, por otra parte, la adhesión de ejércitos de hombres y mujeres dispuestos a secundar la última y definitiva rebelión de Satanás, el Diablo, más aún cuando estas personas habrán tenido la oportunidad de vivir en las condiciones ideales que caracterizarán el reinado de mil años de Cristo. Si usted lo recuerda, en anteriores predicaciones tuvimos la oportunidad de ver cómo cuando Jesucristo reine, lo hará con vara de hierro, como un dictador. Y puede ser que, precisamente por ello, a muchos les disguste este tipo de reinado, que si bien será "perfecto" desde el punto de vista de Cristo, no lo será tanto para muchos, deseosos de llevar a cabo sus propios planes en un nuevo orden mundial. Y tal vez por ello, cuando se les ofrezca la oportunidad de rebelarse, aún bajo la bandera de Satanás, el mismo que engañó a las naciones en el pasado, antes del Milenio, accederán. Sin embargo, ésta será la última rebelión de Satanás

Y aquí llegamos, estimado amigo, amiga oyente, a una figura que se grabó profunda y misteriosamente en el pensamiento judío: la figura de Gog y Magog. De hecho, a esta rebelión, la que acabamos de leer en Apocalipsis, se la denomina Gog y Magog. La encontramos por primera vez en el libro del profeta Ezequiel, capítulos 38 y 39. Allí, Gog, de la tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y de Tubal, va a lanzar un ataque contra Israel que no tendrá éxito y que acabará por destruirle a él. Puede ser que Gog se conectara originalmente con los Escitas, pueblo bárbaro y extremadamente violento, cuya invasión temían todos los hombres. Conforme fue pasando el tiempo, en el pensamiento judío, Gog y Magog llegaron a representar todo lo que se opone a Dios. Los rabinos enseñaban que los ejércitos de Gog y Magog se asociarían con sus ejércitos contra Jerusalén, y acabarían cayendo a manos del Mesías. Leamos ahora, el versículo 10 del capítulo 20 de Apocalipsis:

10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

En este breve y sencillo pasaje asistimos, al fin, a la destrucción definitiva de Satanás, el príncipe de este mundo y engañador del hombre desde el principio, el ángel más hermoso jamás creado, cuyo corazón se llenó de orgullo hasta el punto de querer ser igual a Dios. Aquel, que se rebeló en el Cielo contra el Padre y fue expulsado del mismo junto con sus seguidores, un tercio de los ángeles. Satanás, la Serpiente antigua, que pretendió tentar a Jesucristo en el desierto, sin lograrlo, y el mismo que llenó de codicia el corazón de Judas, para que traicionara a su Maestro; Satanás, aquel que desde el mismo comienzo de la historia humana ha intentando destruirnos por todos los medios, con el único fin de malograr la perfecta Creación de Dios, nuestra íntima comunión con Él y el posterior Plan de Salvación puesto en marcha por Dios para rescatar al hombre de sus pecados.

Al igual que sus demonios acuciarán a los ejércitos del mundo a lanzarse contra Israel, en la Batalla de Armagedón, Satanás también conducirá a las engañadas naciones a un ataque suicida contra Cristo y Su pueblo.

Aquí Juan nos desvela varias ideas que contradicen la cultura popular entorno al Diablo.

En primer lugar, Satanás no es el actual habitante más ilustre del Infierno. El infierno aún no existe y tan sólo será una realidad tras el gran Juicio Final. Dice la Biblia que Él es el príncipe de la potestad del aire, es decir, el príncipe de este mundo. Él es quien hoy controla el planeta en el que vivimos. Dios, por supuesto, le ha impuesto ciertos límites, si bien durante la Gran Tribulación tendrá casi absoluta autoridad en la Tierra, durante cierto tiempo.

En segundo lugar, Satanás no será el primero en ser arrojado al infierno. El Anticristo, la Bestia, y el Falso Profeta, ambos le precedieron, mil años antes. Ambos fueron echados a un infierno descrito de manera aterradora: un lago de fuego y azufre.

¿Qué dice la Biblia acerca de este lugar, el Infierno? Juan el Bautista, el profeta enviado por Dios para preparar la llegada de Jesús, dijo, tal y como recogió Lucas, el evangelista, en su capítulo 3, versículo 7: "Y decía a las multitudes que salían para ser bautizadas por él: ¡Oh generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera?" Algo después, el Señor Jesucristo mismo fue quien expuso la descripción más detallada que tenemos del Infierno. Escuche los siguientes versículos del capítulo 25 del evangelio según Mateo, versículo 41: "Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles." El capítulo 8 del evangelio según San Mateo, versículo 12, dice: "Mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes." Esto debería, al menos, hacernos reflexionar.

Por otro lado, ¿cómo puede ser una tiniebla total y aún un fuego literal? En el evangelio según Mateo, capítulo 13, versículo 42, leemos: "Y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes." Y luego el Señor Jesucristo dijo en el evangelio según Marcos, capítulo 9, versículo 44: "Donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga." ¿Puede usted pensar, amigo oyente, en un fuego, que sea más ardiente que el de un hombre que se encuentra en el Infierno, y escuche allí la voz de un hijo o hija suya, diciéndole: "Papá, te he seguido aquí"?

En cierta ocasión, un hombre espetó al Dr. Bill Anderson: "Supongamos que lleguemos allí y descubramos que esto no es cierto". "Bueno", respondió el Dr. Anderson, "entonces tendremos que pedirle disculpas y decir que hemos entendido mal al Señor. Pero, supongamos que llegamos allí y tenemos razón, y que usted está equivocado. ¿Qué sucedería entonces?" Esta sencilla pregunta, ha hecho perder el sueño a muchas personas. ¿Y si todo esto no son fábulas para ancianas, ni folklore popular, ni invenciones de pastores cristianos, deseosos por aumentar la membresía de sus iglesias? ¿Y si todo lo que dice la Biblia es verdad? Desde luego, las Escrituras son contundentes al respecto: Tan real como que esta vida existe, hay también un Cielo y un Infierno. El enemigo, Satanás, ha intentado desde el principio trivializar y ridiculizar ambas ideas, sabedor que de ese modo, pocos creerán y muchos se perderán. A todos nos gusta mucho el capítulo 3 del evangelio según Juan, versículo 16, ¿recuerda?: "Porque de tal manera amó Dios al mundo que dio a Su Hijo primogénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna". Esto es, sin duda, una realidad. La otra, es el fuego eterno, vivir separado de Dios por toda la Eternidad, un lugar de tormento consciente. Leamos a continuación el versículo 11 de este capítulo 20 de Apocalipsis, que dice así:

11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos.

Juan nos describe aquí el Gran Trono Blanco, que aparece mencionado en Apocalipsis un total de 50 veces. Se trata, como vemos, de un trono de juicio que permanece elevado, puro y santo. Dios se sienta en él como Juez representado en la persona del Señor Jesucristo. Pero aún no estamos asistiendo al popularmente conocido "juicio final". Recordemos que todos los perdidos, de todos los tiempos, van a ser resucitados para ser juzgados aquí, pero aún no ha llegado ese instante. Por otro lado, todos los que han sido salvos, han sido ya resucitados en la primera resurrección, incluyendo a los santos muertos durante la Tribulación. Esta es, ahora, la Segunda Resurrección, reservada sólo para aquellos que serán exclusivamente resucitados aquí para recibir su juicio, una evaluación justa, equitativa de todas sus obras, y donde en este juicio no es para salvación sino para condenación, y recibirá  los grados que tendrá que soportar en infirmo, donde el gusano de ellos nuca muere. En una ocasión, cierto Pastor cristiano visitó a un hombre en su lecho de muerte. El enfermo, muy seguro de sí mismo, le dijo: "Predicador, no es necesario que malgaste su escaso tiempo hablándome de mi futuro. Creo que Dios será justo y aceptará de buen agrado mis numerosas buenas obras".

El Pastor le respondió: "Está usted en lo cierto; usted es una persona justa y recta y lo más probable es que Dios esté ansioso por conocer sus buenas obras; seguro que las aprobará. Pero también hay algo más. La Biblia dice que la salvación es un regalo de Jesús, no un premio que usted obtiene mediante buenas obras. Hay mucha gente que hace buenas obras; hay, de hecho, gente mucho más buena, más caritativa, más generosa y más solidaria que los cristianos; pero no por ello serán salvos. La Biblia dice que nadie puede salvarse a sí mismo realizando buenas obras, sino tan sólo por medio de la fe en Jesucristo. Usted podría pasarse toda la vida haciendo buenas obras, pero si no acepta a Jesucristo como su Señor y Salvador personal, no se salvará e irá al Infierno. La Biblia también añade que los cristianos tenemos el deber, la obligación y el privilegio de demostrar el amor de Jesús al mundo realizando buenas obras; La Biblia dice que somos salvos para hacer buenas obras, no por hacer buenas obras, lo cual es muy diferente."

¿No ha observado usted a un niño pequeño juntando un ramillete de flores para su madre o abuela? Mientras él se las lleva, en sus manos las flores se marchitan y pierden su hermosura. Sin embargo, la madre o abuela agradece mucho el detalle de su hijo o nieto. Pero Dios, querido amigo, amiga, no actúa de la misma forma; cuando muchos lleguen a la presencia de Dios y se presenten ante Cristo, ante ese Cristo que han rechazado una y otra vez, al cual no han obedecido, ni permitido que gobierne su vida, al cual han reducido a una tediosa religión de ritos vacíos y esporádicos, y les muestren su pequeño ramillete de flores marchitas, es decir, sus buenas obras, esperando que Él reaccione como su madre o abuelita, dándole unas palmaditas en la cabeza, éstas "buenas" personas, se llevarán un gran chasco. Amigo, amiga oyente, esto es algo tremendamente serio.

Es necesario que usted tenga un Salvador personal para poder estar en Su presencia, y este salvador se llama Jesucristo, que vivió y murió por usted hace aproximadamente 2.000 años.

Para presentarse ante el Tribunal de Cristo usted necesita, no un ramillete de buenas obras, sino estar revestido con la justicia de Cristo, cuando Él nos limpia de todos nuestros pecados. Nos guste o no, todos nosotros, cristianos incluidos, somos por naturaleza, pecadores.

Desde que nacimos, queremos seguir nuestros propios impulsos humanos, a movernos con egoísmo, por instinto de supervivencia, por anhelo de poder y de posesiones materiales. Nuestros deseos guían nuestra vida y nuestros impulsos nuestras acciones. A pesar de ello hay mucha gente buena, gente solidaria, que, independientemente de su religión o credo, ama al prójimo, es solidaria, es generosa. Y eso es maravilloso.

Sin esta gente, el planeta sería, un lugar mucho peor. Sin embargo la Biblia es muy clara al respecto de los requisitos para ser salvo: Y sólo hay uno, ¿Cuál? Confiar en Jesús como nuestro Señor y Salvador personal. Por favor, querido amigo y amiga que nos escucha, no estamos despreciando las buenas obras; al contrario, son un deber, no una opción, del cristiano. Un cristiano sin buenas obras, es una contradicción en sí mismo. Un cristiano sin buenas obras, no es un cristiano; es un religioso, un místico, un intelectual, pero no un cristiano tal y como fue Jesús; un cristiano sin obras, es un cristiano sin fe y sin amor. Pero una cosa es la solidaridad y otra, muy diferente, es creer poder ser salvo, sólo gracias a mis buenas obras; esta idea errónea ha llevado a muchos a pensar que, por el hecho de ser donantes, colaboradores de ONG, o esforzados voluntarios sociales, van a poder ganarse el cielo. No es así, estimados oyentes, y lo afirmamos con todo nuestro cariño y respecto, por estas personas, a las cuáles admiramos como ejemplo de entrega y generosidad.

Fue Samuel Johanán quien escribió: "Cada hombre conoce aquello de sí mismo que no se atreve a contarle ni a su mejor amigo". Usted se conoce bien a sí mismo, ¿no es así, estimado amigo o amiga? Sólo usted conoce cosas que ha tapado y ocultado, y que no quisiera revelar por nada del mundo. Pues bien, amigo oyente, el Señor Jesucristo conoce todo su ser y abordará éstos cuando usted se le acerca a Él con su pequeño ramillete.

Regresando al texto bíblico, el que está sentado sobre el trono es el Señor Jesucristo. ¿Cómo sabemos esto? Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo. Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo; y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre. No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; ? eso nos dice el capítulo 5 del evangelio según Juan. Ahora, ¿cuál es la obra de Dios? Creer en Aquel a quien Él ha enviado. Éstos son los que hicieron lo bueno. Ellos han aceptado a Cristo. Entonces ellos saldrán a resurrección de vida. Esta es la primera resurrección. Ya hemos hablado en cuanto a esto. Y los que hicieron lo malo, ¿a qué clase de resurrección? Bueno, dice: "A resurrección de condenación." Ese es el Gran Trono Blanco.

Juan nos menciona, además, algo sorprendente; nos está hablando del gran Trono Blanco y de Aquel que está sentado en él, y añade lo siguiente: "De delante del cual huyeron la tierra y el cielo." Juan vio como el universo viejo y contaminado dejó de existir. El apóstol Pedro describió también ese preciso momento en su libro 2ª de Pedro 3:10: "Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán desechos, y la tierra y las obras que hay en ella serán quemadas". El universo entero dejará de existir mediante un acto divino que es todo lo opuesto a la Creación original. Los versículos 12 y 13 del capítulo 20 de Apocalipsis dicen así:

12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. 13 Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.

Juan, buen observador, nos sigue trasladando pequeños detalles sin perder la visión global de la escena que está presenciando. Lo que ahora sigue es el juicio de la Humanidad. Es el juicio de los grandes y pequeños, es decir, que no hay nadie ni tan grande o importante, ni tan pequeño o insignificante, capaz de escapar del juicio de Dios; y todos estarán de pie ante Dios, al igual que suele suceder en un juicio con los prisioneros que son culpables y condenados, y se situarán delante del tribunal de justicia divina.

Se mencionan aquí dos clases de libros. El primero contiene el informe de todas las obras humanas. Este libro registrará todos los pensamientos, palabras y obras de los pecadores, fielmente recogidos gracias a la omnisciencia divina, y servirán para proveer una fuente irrefutable de evidencias para su condenación.

Y es importante ser consciente de que el autor de ese libro no es Dios, sino nosotros mismos, con las decisiones que tomamos y las acciones que realizamos, día a día, en nuestra vida diaria y personal. Nada escapa al ojo de Dios. Todo lo oculto será revelado y sacado a la luz.

El segundo libro mencionado por Juan es el denominado "Libro de la Vida", el cual contiene los nombres de todos los redimidos o salvos. Este libro aparece, al igual que el anterior, frecuentemente, a lo largo de toda la Biblia. Moisés estaba dispuesto a que Dios lo borrara del libro de la vida si así Éste salvaba al pueblo (Éxodo 32:32); El salmista ora para que los malvados sean borrados del Libro de la Vida y no inscritos con los justos (Salmo 69:28). El apóstol Pablo habla de sus colaboradores, cuyos nombres están escritos en el Libro de la Vida (Filipenses 4:3). La promesa del Cristo resucitado a la iglesia en Sardes es que el que salga victorioso no será borrado del Libro de la Vida (Apocalipsis 3:5). La idea es que, aquellos cuyos nombres estén inscritos en este libro, son los ciudadanos vivos y activos del Reino de Dios.

Pero si usted es salvo, estimado oyente, entonces no tendrá que asistir a este juicio. Sus obras serán juzgadas como un hijo de Dios, en el Tribunal de Cristo, lo cual ya tuvo lugar durante la Gran Tribulación.

Este juicio es sólo para los perdidos. El Señor Jesucristo había dicho: "Y no queréis venir a mí para que tengáis vida" (Juan 5:40). Los que nunca quisieron ir a Él, sin embargo desearán ser juzgados según sus propias obras. Creen que ésta es su oportunidad y dado que el juicio será justo, se salvarán. Pero olvidan que Jesús ya advirtió que nadie podría nunca salvarse a sí mismo mediante sus buenas obras, sino sólo por medio de Él, de Jesús mismo. Con ese fin vino Jesucristo a la Tierra. Por eso murió en una cruz. Y por eso resucitó, venciendo a la muerte y a Satanás. Él ha ganado para nosotros el derecho de ser salvos. Si nosotros despreciamos esto, le estamos despreciando a Él; también estamos despreciando Su sacrificio en la cruz y le estamos diciendo: "Gracias por tu muerte, pero creo que no la necesito, dado que soy tan bueno, tal y como mis buenas obras atestiguan, que puedo salvarme sin necesidad de recurrir a ti". Pero ninguno será salvado por sus propias buenas obras.

Y luego leemos: "Y el mar entregó los muertos." En el tiempo de juicio se dice que el mar devolverá sus muertos; Ha habido multitudes que han fallecido o desaparecido en el mar, y serán resucitados para el juicio. Debemos pensar que esto no supone problema alguno para el Creador.

Juan añade: "Y la muerte y el Hades", el lugar donde van los espíritus de los que están perdidos, "entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras." Recordemos que muerte y Hades son términos que describen el estado de la muerte. Todos los muertos injustos y pecadores se presentarán en el juicio del Gran Trono Blanco, y ninguno de ellos escapará. De todos los lugares en los que se hubieran depositado los cuerpos de los muertos no justos, saldrán cuerpos nuevos, preparados para el Infierno. Desde luego esta es una escena terrible que debiera hacer reflexionar a muchos. Con esta idea nos despedimos de usted, no sin antes pedir a Dios que bendiga Su Palabra que acabamos de leer, y que ésta haga mella e impacto en su vida. Esperamos encontrarle en nuestro próximo programa, estimado amigo, amiga oyente, para continuar con este fascinante libro, el Apocalipsis.

 

Pastor: Nicanor Suarez Lozano

 
12 MANERAS EN LAS QUE PUEDES PASTOREAR A TU PASTOR. PDF Imprimir E-mail
Lunes, 21 de Agosto de 2017 08:00

UNA CARGA.

¿TU OBRERO DE UNA IGLESIA HERES IGUAL EN TU IGLESIA LOCAL  QUE CUNDO ESTAS PASTOREANDO? ¿EXIGES AL LA IGLESIA   DONDE ESTAS  PASTOREANDO  LO QUE NO VIVES EL TU IGLESIA LOCAL TU Y TU ESPOSA?

12 MANERAS EN LAS QUE PUEDES PASTOREAR A TU PASTOR.

Un poco largo pero si lo miras a praderas a estas sujeto a tu Pastor.

El ministerio pastoral está lleno de retos. En su peregrinaje hacia el cielo, cada pastor debe velar por su corazón y por el de todos aquellos que el Señor ha puesto bajo su cuidado: su esposa, sus hijos, su iglesia. La labor del pastor puede llegar a ser compleja y demandante… reuniones, consejerías, eventos, retiros, conflictos matrimoniales, finanzas, bodas, entierros, sermones… Ha de proteger al rebaño cuando rondan lobos disfrazados de oveja. Debe lidiar con cabras que desvían a los corderos hacia al acantilado. Muchos pastores ven cómo sus fuerzas se desgastan. Su tiempo de oración se ve mermado. Su esfuerzo en el estudio se debilita. Se apaga la ilusión, y aún las más pequeñas cosas terminan convirtiéndose en una pesada carga. Hay quienes se arrastran durante años soportando un ministerio seco… mientras otros abandonan por el camino… y entonces es cuando la iglesia se pregunta “¿Qué ha pasado? ¿Qué podríamos haber hecho por nuestro pastor?”.

Aunque en el ministerio, lo ideal es la pluralidad pastoral, lamentablemente muchos siervos del Señor están muy solos. Entonces, más que nunca, hemos de recordar el llamado de “cuidarnos los unos a los otros” expresado de tantas formas en la Palabra de Dios (cp. 1 Tes. 5:11; Santiago 5:16; 1 Pedro 1:22; Hebreos 3:13 y 10:24…).

Querido hermano, huye del “consumismo evangélico” que te empuja a “usar” la iglesia y la atención de sus líderes. Si eres cristiano, tú no “vas” a la iglesia. Tú “eres” iglesia, y si el día de mañana Dios te pregunta por el bienestar de tu hermano –el pastor incluido- nunca podrás responder como Caín respondió: “¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?” (Génesis 4:9). Más bien pregúntate, ¿de qué manera puedes amar a tu pastor y cuidar de él? ¿Cómo puedo pastorear a mi pastor?

Veamos 12 consejos muy prácticos:

1) Ora por él y por su familia. El diablo está muy interesado en derribar a los que están en lugares de liderazgo. Sabe que si ellos caen, puede hacer caer a muchos otros que tenían sus ojos puestos sobre ellos. Ora por tu pastor. Ora con tenacidad. Ora por su matrimonio. Ora por sus hijos. Ora por su vida de oración. Ora por que el Señor le fortalezca y avive. Ora por que tu pastor no caiga en desánimo ni pierda la ilusión. Ora por que el Señor le guarde de todo mal.

(2) Ama a tu pastor y a su esposa. Ámale, con un amor práctico. Ama a tu pastor de palabra, expresando tu afecto y cuidado. Pero también ámale con gestos y acciones concretas (1 Tesalonicenses 5:12-13). Que se sienta querido levantará su ánimo y le hará sentir parte del cuerpo de Cristo. Es el pastor, pero también es un hermano, y necesita del cariño y afecto de su familia espiritual. El rol del pastor es difícil, porque ha de ayudar a mucha gente, pero más difícil aún es el rol de aquella que ayuda al que ayuda. Si tienes oportunidad de cuidar de la esposa del pastor, hazlo; con tus palabras de ánimo, con tus oraciones, con tu servicio. A veces su marido llega tan agotado a casa, que ella tiene el difícil reto de levantar su espíritu. La esposa de un siervo del Señor necesita mucho de tus palabras de aliento.

(3) Vela por sus necesidades materiales. Hay pastores que prefieren ganar su sustento por otros medios (1 Tesalonicenses 2:9), y hay quienes no pueden ser sostenidos por la iglesia local. Sin embargo, vemos claramente en la Palabra que el obrero es digno de su salario (1 Timoteo 5:17-18). Es cierto –tristemente– que hay líderes religiosos que oprimen al rebaño para vivir con opulencia, y también es cierto que hay iglesias que pretenden que el pastor viva de las migajas que caen de la mesa. Ni una cosa ni la otra. La iglesia tiene la responsabilidad de sostener de una forma digna a su pastor y su familia, según sus necesidades y según la capacidad de la iglesia.

(4) Obedécele servicialmente. A veces es fácil obedecer, cuando entendemos el porqué se nos pide algo. Otras veces no es tan fácil, porque no lo entendemos, o no estamos de acuerdo. Confía en que tu pastor busca el bien del rebaño, sírvele con confianza. Dice la Palabra “Obedeced a vuestros pastores… porque ellos velan por vuestras almas… para que lo hagan con alegría, y no quejándose…” (Hebreos 13:17). Si hay en nosotros rebeldía, o insumisión, esto “no os es provechoso”. Será en detrimento del bien de toda la congregación y una fuerte traba en su ministerio.

(5) Protégele. No es un superhombre. Es humano. De carne y hueso. Está sujeto a las mismas tentaciones y amenazas que cualquiera de nosotros. ¿Qué peligros has visto rondando cerca de él? Tal vez su cansancio es demasiado grande… o su doctrina hace aguas… o un nuevo lobo ronda las ovejas… o un falso maestro siembra cizaña… o una mujer muy perfumada se le acerca peligrosamente… o todo eso a la vez… ¡Protégele! Habla con él, con su esposa, o con los demás pastores según sea el caso, pero no le dejes a su suerte (Hechos 20:28-31).

6) Infórmale. Hay hombres a los que Dios realmente ha capacitado de una forma prodigiosa para el ministerio pastoral, pero aún así, ¡no tienen el don de la omnisciencia! El pastor no puede saber si un hermano está en casa enfermo, o de viaje, o abatido, o pasando una crisis familiar… pero se le puede tener informado. La tecnología de hoy día nos permite comunicarnos con suma facilidad. Tan solo un mensaje le permitirá saber al pastor cómo estás, cómo puede orar por ti, y cómo puede ayudarte mejor. Recuerda, que él debe dar cuentas a Dios por tu alma (Hebreos 13:17).

(7) Confía en aquellos en los que él confía. Los pastores de la iglesia tienen el reto de delegar ciertas tareas y funciones en otros hermanos: los diáconos, los líderes de jóvenes, los maestros, los líderes de ministerios… Es necesario aplicar el principio que Jetro dio a Moisés para que el pastor no se agote (Éxodo 18). Si el pastor ha puesto su confianza en alguien para cierta función, confía tú también en esa persona. Todos los asuntos no pueden llegar al pastor, y menos en una iglesia numerosa. Así qué, antes de pedirle o preguntarle algo al pastor, pregúntate a ti mismo: ¿Han delegado los pastores o los diáconos este asunto en alguien? Y si es así, confía en aquellos en los que el pastor confía.  

(8) Recuérdale lo hermoso que es el pastorado. En el ministerio uno trata diariamente con dificultades de todo tipo, y el pastor fácilmente puede pensar que todo son solo problemas. Es demasiado fácil olvidar que el ministerio pastoral es un gozo y un honor. Recuérdale que Dios le ha llamado a la labor más preciosa de todas: anunciar todo el consejo de Dios, alcanzar a los perdidos con las Buenas Nuevas, y edificar a los creyentes con la Palabra. Recuérdale que sus esfuerzos tienen implicaciones eternas. Recuérdale que su vida y su labor están siendo usadas por Dios para seguir edificando su Iglesia.

) Explícale los frutos de su ministerio. Cuando el sembrador ve crecer el trigo, y ve cómo se dora al sol, tiene mucha satisfacción. Pero el fruto espiritual es invisible. Si en tu corazón hay gozo, o paz, o templanza, no se puede ver. Comparte con tu pastor lo que Dios está haciendo en tu vida a través de su ministerio. Tal como lo expresa el apóstol Pablo, “el que es enseñado en la Palabra, haga partícipe de toda cosa buena al que lo instruye” (Gálatas 6:6). El fruto espiritual en tu vida es una muestra de que el Señor está usando a tus pastores como instrumentos para tu edificación.

(10) Sé su amigo. La soledad del pastor puede llegar a ser muy profunda si solo habla con otros para tratar problemas. Acércate a él para explicarle otras cosas. Como harías con un amigo. Pregúntale cómo está. No es nada fácil. Lo sé. Es difícil ser amigo de alguien sin tiempo para la vida social. Exprésale tu cariño y amistad aunque no seas correspondido. Permítele que te diga que no cuando le quieras invitar a algo. No supongas que “no va a poder porque está siempre ocupado”. No supongas que su esposa no podrá, o que sus hijos no podrán. Toma la iniciativa, y permítele que te diga que no puede, aunque te lo diga muchas veces… En algún momento dirá que sí, y tendrá mucho gozo.

(11) Predica el Evangelio a sus hijos. Sí, has oído bien. A veces el pastor puede descuidar a los discípulos que tiene más cerca, y tristemente son muchos los hijos de pastores que se van al mundo. Otras veces el problema no es la negligencia, sino la familiaridad. Sin duda creemos que Dios es soberano en la salvación, pero humanamente hablando, ¿no será que sus hijos ya le tienen muy oído? El domingo escuchan desde el púlpito la misma voz que en casa les dice que han de hacer los deberes o arreglar su habitación. El domingo escuchan hablar de gozo y paz al mismo hombre que a veces ven en casa luchando con el desánimo y la ansiedad. Si el pastor les recuerda el evangelio a los tuyos, recuerda tú recordarles el evangelio a los suyos. Evangeliza a los hijos del pastor.

12) Ayúdale a descansar. Después de lo intenso que es el domingo, el lunes es el momento de intentar reponer fuerzas lo antes posible. Ayuda a tu pastor a reservar el lunes para descansar. Si no es un tema de vida o muerte, no le llames un lunes. Ni le escribas tampoco. Ayúdale a proteger su tiempo de descanso, sus vacaciones, su tiempo familiar… En el ministerio el pastor gestiona su propia agenda y sus propias fuerzas, y es fácil caer en los dos extremos: la dejadez, o el activismo. Dile que es humano y que sus fuerzas son pocas. Ayúdale a huir del síndrome de “pequeño mesías” recordándole que Dios no depende de él para llevar a cabo sus planes.

 

PASTOR: NICANOR SUAREZ LOZANO

 
Composición de la Comisión Mixta para el Desarrollo de la Estrategia Valenciana para la Igualdad y la Inclusión de la Población Gitana PDF Imprimir E-mail
Miércoles, 31 de Mayo de 2017 08:23

Composición de la Comisión Mixta para el Desarrollo de la Estrategia Valenciana para la Igualdad y la Inclusión de la Población Gitana

06.04.2017
DIACONIA COMUNIDAD
VALENCIANA.

Esta es la composición de la Comisión Mixta para el Desarrollo de la Estrategia Valenciana para la Igualdad y la Inclusión de la Población Gitana

Composición de la Comisión Mixta para el desarrollo de la Estrategia Valenciana

Para la Igualdad y la Inclusión del Pueblo Gitano

Presidenta:

Vicepresidenta y consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra Jarque

Vicepresidente:

Secretario autonómico de Inclusión y de la Agencia Valenciana de la Igualdad, Alberto Ibáñez Mezquita

Secretaria:

Subdirectora general de Igualdad en la Diversidad, Violeta Chofre Rico

Once vocales, representantes del Consejo:

- José Francisco de Lamo Pastor (Dirección General de la Agencia Valenciana de Igualdad en la Diversidad)

- Maria Such Palomares (Dirección General del Instituto Valenciano de las Mujeres y por la Igualdad de Género)

- Inmaculada Carda Isach (Dirección General de Inclusión Social)

- Rosa Josefa Molero Mañes (Dirección General de Infancia y Adolescencia)

- Mercé Martínez y Llopis (Dirección General de Servicios Sociales y Personas en Situación de Dependencia)

- Ana María García García (Dirección General de Salud Pública)

- Jaume Fullana Maestro (Dirección General de Política Educativa)

- Rebeca Torró Soler (Dirección General de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana)

- Rocío Briones Morales (Dirección General de Empleo y Formación del Servicio Valenciano de Empleo y Formación

SERVEF)

- Natxo Costa Pina (Dirección General de Comercio y Consumo)

- Carmen Amoraga (Dirección General de Cultura y Patrimonio)

Quince vocales, representantes de entidades especializadas en el trabajo con personas gitanas:

- Amara Borrull Navarro (Fundación Secretariado Gitano Valencia)

- Alejandrina Da Fonseca (mujeres gitanas Asociación Arakerando - MAKE)

- Francisco Escudero Escudero (Fundación Secretariado Gitano Castelló)

- Maria Felix Rodríguez (Asociación Prosastipen - MAKE)

- Lola Fernández Rodríguez (Fundación Secretariado Gitano Comunitat Valenciana)

- Demetrio Gómez Ávila (Romed España)

- Nicolás Jiménez González (Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunitat Valenciana FAGA)

- José López Salazar (Asociación Brúfol)

- José Alfredo Maya Maya (Federación Maranatha)

- Marta Pérez Ortiz (Federación Maranatha)

- Requena Francisco Escudero (Asociación Gitana de Castellón - MAKE)

- Francisco Santiago Camacho (Federación Autónoma de Roma de Valencia DO)

- Mercedes Santiago Lozano (Federación Secretariado Gitano Alicante)

- Dolores Santiago Lopez (Asociación de Mujeres de gitana Roma Valencia - MAKE)

- Nicanor Suárez Lozano (Diaconía Comunitat Valenciana)

- representante de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias

- representante de la Diputación Provincial de Valencia

- representante de la Diputación Provincial de Castellón

- representante de la Diputación Provincial de Alicante

- representante de las universidades públicas valencianas

Tres vocales, personas gitanas de reconocido prestigio:

- Ana Giménez Adelantado, profesora titular del Área de Sociología del Departamento de Filosofía y Sociología de

la Universidad Jaume I de Castellón.

- Juan David Santiago Torres, técnico de la Unidad de Atención a la Diversidad de la Universidad de Alicante.

- Joan Manuel Oleaque Moreno, doctor en Comunicación por la Universidad de Valencia y director del Master

Universitario en Investigación Social de la Comunicación Científica de la Universidad Internacional de Valencia.

 

 

 
ASISTENCIA RELIGIOSA Hospital IVO vALENCIA PDF Imprimir E-mail
Viernes, 07 de Agosto de 2015 05:32

 

ASISTENCIA RELIGIOSA   Capellanía evangélica pionera en Valencia El Instituto Valenciano de Oncología firma un convenio con el Consejo Evangélico de la Comunidad Valenciana para contar con servicio de asistencia religiosa evangélica. AUTOR Redacción P+D VALENCIA 27 DE JULIO DE 2015 18:50 h

Leer más: http://protestantedigital.com/ciudades/36903/capellania_evangelica_pionera_en_valencia

 

l Consejo Evangélico de la Comunidad Valenciana ha firmado el pasado 22 de julio un convenio con la Fundación del Instituto Valenciano de Oncología (FIVO) para dar un servicio de asistencia religiosa evangélica en este prestigioso centro de salud privado. La doctora Asunción Perales, Directora General del Instituto, recibió a Enrique Mota, presidente del Consejo Evangélico, para el acto de la firma, contando asimismo con la participación del vicepresidente y capellán coordinador del servicio, el pastor Nicanor Suárez. “La demanda era grande y el servicio ya se estaba prestando; deseamos que el convenio firmado facilite el desarrollo del trabajo y redunde en un mejor servicio a los pacientes y familiares”, explica Enrique Mota.
Leer más: http://protestantedigital.com/ciudades/36903/capellania_evangelica_pionera_en_valencia

 
Nicanor Suarez Lozano PDF Imprimir E-mail
Lunes, 06 de Octubre de 2014 17:10

 

 

Consejo Evangélico valenciano: pionero en contar con pastores gitanos en su Junta Directiva Cuentan con dos pastores de la iglesia Filadelfia desde hace años.
En la noticia que publicamos el pasado 13 de marzo titulada "Por vez primera, un pastor gitano en la Junta del Consejo Evangélico de Madrid" decíamos en la información que desarrollaba este titular que "hasta ahora –al menos que tengamos noticia- ningún pastor gitano ha formado parte de las grandes instituciones representativas interdenominacionales protestante españolas, como son la Ferede, los Consejos Evangélicos autonómicos o la Alianza Evangélica Española". Pues bien, tenemos ahora información que nos asegura que es (al menos) el tercero que ocupa un cargo de tales características, ya que otros dos pastores gitanos formaban parte de la Junta del Consell Evangèlic de la Comunitat Valenciana (algo que ya hemos rectificado en la mencionada noticia). Enrique Mota, Presidente del Consejo Evangélico de la Comunidad Valenciana (CECVA) nos informa que "desde hace varios años, y reelegido vez tras vez casi por unanimidad, Nicanor Suárez Lozano, pastor de la Iglesia de Filadelfia, es el Vicepresidente de nuestro Consell Evangèlic de la Comunitat Valenciana (CECVA), donde viene colaborando como coordinador de relaciones institucionales, junto con Juan Hernández Carbonell, otro pastor de Filadelfia con funciones en la secretaría y responsable del área de comunicación. Es de agradecer el trabajo que están realizando ambos y las relaciones fraternales que se han creado y que muestran su deseo de servir al Señor de la Iglesia en nuestro país".
Leer más: http://protestantedigital.com/ciudades/29094/Consejo_Evangelico_valenciano_pionero_en_contar_con_pastores_gitanos_en_su_Junta_Directiva

Gracias a NUESTRO PRESIDENTE ENRIQUE MOTA.

 

 
<< Inicio < Prev 1 2 Próximo > Fin >>

Página 1 de 2

Calendario

<<  Sep 2017  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
      1  2  3
  4  5  6  7  8  910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Próximos Eventos

No hay eventos.

Xinxeta Multimèdia